miércoles, 3 de julio de 2013

Cuentos infantiles, El cuento de la moneda desaparecida

moneda desaparecida
La urraca se dio cuenta de que le faltaba una de sus monedas más preciadas e hizo llamar a los mejores detectives del bosque la Liebre y el Ratón. El ratón era algo más preparado y sagaz que la liebre así que sus pistas y razonamientos le llevaron pronto al mayor laberinto de túneles debajo el bosque. Al entrar vio al señor topo pero como el ratoncillo era muy tímido no se atrevió a decirle nada y anduvo por allí buscando la moneda. La liebre también era un mayor detective así que escaso después llegó allí y como no era nada vergonzosa lo primero que hizo fuese preguntarle al topo si sabía donde estaba la moneda. El topo resultó estar encantado de guiarle porque la moneda llevaba tiempo molestándole y finalmente la liebre se llevó la recompensa. Pero el ratoncillo que vio suceder todo aquello aprendió mucho y desde entonces jamás dejó que la timidez le estropeara su buen esfuerzo y se convirtió en el mejor detective del bosque

0 comentarios:

Publicar un comentario